Linda Guacharaca | La esperanza es lo último que se pierde
5414
post-template-default,single,single-post,postid-5414,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode_grid_1300,footer_responsive_adv,qode-theme-ver-17.2,qode-theme-bridge,qode_header_in_grid,wpb-js-composer js-comp-ver-5.6,vc_responsive

La esperanza es lo último que se pierde

¿Ya pensabas que me había librado de mi examen cardiológico?

Eres demasiado optimista. Mi mamá olvida celulares en todos los rincones de Colombia, pero jamás olvida darme una pepa, de modo que ¿cómo iba a olvidarse de este gran evento en el que, tras depilarme las axilas para poder ponerme unas frías pinzas de acero, un médico y varios asistentes iban a ver cómo bombea mi corazón -del doble del tamaño habitual- en todo su esplendor?

Para que no se te paralice el tuyo te revelo, en primicia y exclusiva, los sorprendentes resultados de la prueba:

Contra todo pronóstico, mi corazón no sólo no sufre ninguna patología, sino que además está más fuerte que el de Michael Phelps y el de todos los siberianos que arrastran un trineo de 500 kilos juntos. Su hiperdesarrollo se debe a que, los meses que pasé en una esquina de la gasolinería, se encargó de bombear el poco oxígeno que producían los escasísimos nutrientes que recibí por todos los rincones de mi maltrecha y quebrada anatomía. Gracias a su sobreesfuerzo no morí de frío en las noches ni tras los aguaceros a la intemperie; gracias a su trabajo casi todos mis huesos rotos se soldaron; gracias a él me mantuve aferrada a la vida hasta aquella noche de febrero en la que llegaron mis papás.

Esto explica que mi pecho se parezca al de Pamela Anderson después de ponerse implantes: no solo tuvo que compensar la debilidad de mi tren trasero en aquella época en que mi mamá me llevaba a subir montañas desoyendo todos los consejos médicos, sino que tiene que albergar un corazón gigante…

… Tan gigante como mi instinto de supervivencia.

corazon

7 Comments
  • Mary y Lorenza
    Posted at 02:27h, 28 noviembre Responder

    Linda que alegria esa noticia!?.quiere decir que podras seguir en tus emocionantes aventuras..lorenza te manda una garrita y yo besitos en la narizota.?

  • Bib
    Posted at 04:35h, 28 noviembre Responder

    Insisto, Linda, nos parecemos mucho. Por aquello del pecho hiperdesarrollado, por lo del corazón, claro está.

  • Eileen Stand
    Posted at 04:37h, 28 noviembre Responder

    Dios ama los perritos tan nobles como tu…nosotros te amamos muchísimo…

  • Erika y Oreo
    Posted at 09:56h, 28 noviembre Responder

    Que buena noticia Linda! Nos alegra mucho que solo haya sido un susto y que haya quedado confirmado que tu corazón grande es por todo el amor que hay en él.

    Un abrazo y lametón!

    Erika y Oreo.

  • Lina Maria Camacho
    Posted at 12:36h, 28 noviembre Responder

    Ayyy, menos mal, estaba llena de angustia. Que bueno que puedas seguir adelante acompañando a tu mami por cada aventura (loca) en la que te mete. Cambiando de tema, ¿quiubo de Mongui?

  • Valentina
    Posted at 22:08h, 17 enero Responder

    Te amamos Linda! Dios siempre te protejera

    • Linda Guacharaca
      Posted at 21:00h, 01 febrero Responder

      Muchas gracias, Valentina… 😀 Y a ti también, eres una humana excepcional 😉 😛

Post A Comment